El lunes 20 de abril la caída del petróleo en el mercado de futuros fue titular de todos los diarios del mundo. No quisimos decir mucho hasta no observar la reacción del mercado, así que, ahora sí, acá van los puntos clave de lo que está pasando. 

Antes de comenzar, primero debemos mencionar lo que es el mercado de futuros. Se trata de un mercado en el que un comprador y un vendedor se comprometen a comprar y vender respectivamente un activo en una fecha estipulada y un precio determinado.
Ahora bien, lo que pasó en Estados Unidos este lunes fue que, frente a la crisis mundial del Covid19, la demanda del petróleo fue mucho menor de lo habitual. Esto provocó que los lugares de almacenamiento del mismo se completen y no tengan dónde guardarlo.

El gran problema es que el martes vencía el contrato de futuros del petróleo. Al no haber almacenamiento ni demanda, bajó drásticamente el precio para que los compradores no lo terminen vendiendo a un precio negativo provocando pérdidas. Ahí fue donde explotó todo.

Sin embargo, luego de esto y del cierre tan negativo del contrato pasado, el cual finalizó en un precio de -US$35,22 , el petróleo comenzó a cotizar en el nuevo contrato de Junio nuevamente positivo, rondando los USD$20 por barril.

Ahora si vamos al punto. ¿Cómo afectó todo esto al SP500? El mismo tuvo una mínima pérdida de alrededor de 150 puntos, pero el impacto sólo se debe a una reacción emocional del mercado. Actualmente seguimos en una tendencia alcista muy favorable, por lo que no habrá grandes cambios.

Lo único cierto es que el Covid19 sigue impactando a la sociedad, especialmente en el plano económico, y probablemente seguirá haciéndolo a lo largo del año.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *